Páginas

sábado, 13 de diciembre de 2014

0169 - Vértices Geodésicos C.V.: Peñarrubia (894 m) / A+ 820 m / 15,78 km

...



Este sábado la ruta propuesta era subir al Vértice Geodésico nº 169 en altura de la Comunidad Valenciana, Peñarrubia, con 894 m de altitud, situado en el Término Municipal de Villena, Alicante. Por proximidad volveríamos a subir a un "Más de Mil" cercano, el Sierra del Fraile, nº 114 de la lista, con 1044 m y al que ya subimos en una bonita ruta que hicimos Mariano, Ana y yo en mayo de 2013 saliendo desde las proximidades de Biar.


Para el trazado de esta ruta me basé en un track de Geoelx y en el que resultó de aquella ocasión y le he añadido también un tramo nuevo.



Para llegar al punto de inicio seguiríamos la A-7 / A-35 hasta la Font de la Figuera. Desde allí cogeríamos la A-31 dirección Alicante y pasaríamos Villena para salirnos enseguida por la salida 185. Seguiríamos ahora la vía de servicio paralela a la autovía en dirección contraria a la que llevábamos y pasaríamos por debajo del puente hacia el polideportivo para coger a la derecha la CV-814 en dirección a Peñarrubia (5 km). Esta carretera nos llevaría, si dejarla, hasta la misma puerta en forma de arco árabe de la Urbanización Peñarrubia, donde aparcaríamos los coches.


Comenzaríamos cruzando la urbanización por su calle principal hasta el fondo y después nos desviaríamos hacia la izquierda, pasando por la Casa de la Mina, donde cogeríamos una senda que nos llevaría al Collado de Peñarrubia. Aquí enlazaríamos con el track de la ruta que hicimos en la Sierra del Fraile y lo seguiríamos hasta la Cova Roja.


Allí caminaríamos ahora por un sendero que he añadido y que nos subiría hasta el vértice de Sierra del Fraile. Previsiblemente almorzaríamos allí y después seguiríamos por el cordal de la Sierra hacia el Collado de Peñarrubia, completando el primer círculo del ocho.


Seguiríamos ahora la que nos parecía una atractiva senda cuando bajábamos de la montaña en aquella ruta y que nos llevaría al Peñón de la Peñarrubia, lo visitaríamos y volveríamos a la pista asfaltada anterior, saliéndonos al poco por la derecha para hacer un pequeño y fácil cresteo que nos llevaría al Vértice de Peñarrubia.


Volveríamos un poco sobre nuestros pasos y nos desviaríamos por otra senda por la izquierda que nos bajaría de la Sierra haciéndonos pasar frente a las paredes de escalada y devolviéndonos a los coches.

Aquí podéis ver el vídeo de la Simulación de Vuelo sobre el track que he preparado para que os hagáis una idea fiel del recorrido:



A la cita acudieron Pili, Ana, Quico, Paco, Manuel Carlos y un servidor. Llegamos temprano, como siempre, y nos recibió un cielo con neblina y 3 graditos de temperatura, aunque la ausencia total de viento hacía que no hubiera sensación de frío.
Aparcamos junto a la monumental entrada que construyeron cuando planificaron con muchas pretensiones esta urbanización, aunque después se quedó en nada, pues sólo hay unos 6 chalets construidos y todo por dentro está dejado de la mano de Dios, las farolas oxidadas y el pavimento que se levanta y no se arregla. Una pena porque está en una buena situación con las dos Sierras justo pegadas a sus espaldas y en las que se pueden hacer un montón de rutitas.
Caminamos por la calle principal hasta el final y después nos desviamos a la izquierda. El asfalto se acababa y allí había un panel anunciando uno de los senderos.
Pasamos por una pequeña zona de escalada y después giramos hacia la derecha por la senda que nos iría subiendo poco a poco, dejándonos buenas vistas hacia el frente de lo que recorreríamos hacia el final de la mañana, nuestro principal objetivo del día, la Sierra de Peñarrubia.
Y hacia la derecha veíamos la población de Villena, cuando acababa el extremo occidental de la Sierra de la Villa, donde estuvimos hace dos semanas y que recorrimos entera por su parte superior.
La Peñarrubia. Su imagen atraía nuestras miradas.
Llegamos al Collado de la Peñarrubia, que sería el punto de cruce de nuestro "ocho" y pasamos a la otra parte de la Sierra, donde veíamos enfrente la silueta de la Sierra de la Argüeña, con su vértice "Más de Mil", La Replana, de 1229 m.
A partir de aquí una senda nos iría llevando hacia las inmediaciones de la Cova Roja.




Cuando estuvimos en ella la vez anterior, vimos desde el sendero un poste que indicaba la dirección a la Cova, pero ahora nos anticipamos y vimos una senda clara que nos salía por la izquierda y que se dirigiría al mismo sitio, así que nos metimos por ella improvisando.



La senda, limpia y clara, nos llevó por el interior de un barranquito hasta la Cova Roja, aunque en realidad no es una cova, sino que parece más bien una balma. Comprobamos que seguía en el mismo sitio una figurita de una Virgen que vimos la vez anterior.




Ahora debíamos enlazar con el tramo nuevo de senda que había marcado en el track. Para ello comenzamos a salir de la Cova por el sendero natural de llegada y al poco nos desviamos un corto tramo de unos 50 m por la izquierda monte a través. El paso es sencillo, caminando entre los pinos y enseguida enlazamos con la senda que nos subiría al vértice Más de Mil, que visitaríamos otra vez, llamado Sierra del Fraile.





Hubo un momento en el que vimos dos etiquetas aisladas como las que ponen en los senderos botánicos.








Pasamos por la Font de Sant Joan, según indicaba el poste del PRCV-155, aunque en el mapa figura como Font de la Cova Roja, de la que no manaba agua en esta ocasión.










Sin ningún problema de seguimiento y acompañados por las marcas blanquiamarillas llegamos a la parte de arriba de la Sierra del Fraile y a unas rocas que sirven de mirador excepcional, desde donde había buenas vistas de la Sierra de la Villa al frente y de la población de Biar a la derecha, con su también muy bien conservado castillo.








Aquí pretendíamos almorzar pero como se había levantado momentáneamente una brisilla, buscamos resguardo en unas carrascas, aunque conservamos las vistas.






Una vez bien almorzados continuamos ahora por el cordal de la Sierra del Fraile en dirección al cruce del ocho en el Collado.





Había elegido hacer la ruta en este sentido porque la visión de la Sierra de Peñarrubia enfrente desde la Sierra del Fraile y según íbamos bajando de ella, ya sabía por la vez anterior que ofrecía unas imágenes espectaculares y quería compartirlas con el grupo que formábamos en esta ocasión y que pudieran disfrutarlas.






Aquí la vista puede disfrutar perdiéndose en la lejanía, poniéndo a prueba el gran angular de nuestros ojos para tratar de abarcarlo todo.








 Las vistas hacia el frente también nos permitían contemplar medio escondido entre la bruma otro buen castillo de la zona, el que está ubicado en la población de Sax, en cuya pequeña y única Sierra también se encuentra un vértice que uniremos a otro que se encuentre próximo, ya que él solo no dará para una ruta en condiciones.



Nosotros continuamos disfrutando de las imágenes que nos ofrecía el descenso y con el zoom se podía apreciar la fina senda que recorreríamos a continuación. Podíamos ver que subiríamos por ella siguiendo el cordal, después llegaríamos al peñón de la Peñarrubia que está a la derecha y después iríamos a por el vértice que está detrás de ella, aunque no se veía desde aquí porque está en una loma algo inferior.



Peñón de la Peñarrubia aumentado con el zoom.












Llegamos al collado, donde ya habíamos recorrido en la mañana 3 de las sendas del cruce. Nos quedaba la que nos salía por el frente (sale un poco a la izquierda del collado) y nos metimos en faena.














Al fondo veíamos la pequeña Sierra de Cabrera, otro cercano y próximo objetivo.







Bajamos y llegamos a  la carreterilla asfaltada. Pili se había dado un golpe en una rodilla y sentía molestias, por lo que ella y Manuel Carlos tomaron la vía asfaltada y regresaron por allí a los coches para acortar. Los demás seguimos la carretera hasta las antenas y pudimos contemplar unas buenas vistas desde ese privilegiado punto de observación.


Acercando la imagen con el zoom de la cámara podíamos ver nuestros coches aparcados esperando nuestro regreso.





Ahora, desde las antenas, sí que se veía la otra montaña donde se encontraba el vértice protagonista, el que nos había hecho venir a esta ruta.



Y detrás de él, asomando para la foto, la Sierra de Cabrera.



Bajamos hasta el cruce y enfilamos la pista hasta salirnos en una curva por el frente, donde una senda nos iría llevando cercanos a la cresta hacia el vértice.













Desde allí, también había muy buenas vistas de la Sierra de la Villa...


...de las antenas que estaban en la parte superior de la vía ferrata...


...de Villena y su Castillo...



...de la Sierra de Cabrera...




...y de unos que posaban por allí.



Emprendimos el regreso y no pudimos evitar una vista atrás para disfrutar una vez más de la fenomenal situación de este vértice.



Llegamos a una especie de colladito, antes de arrivar a la pista y cogimos una senda por la izquierda que nos iría bajando hacia los coches.



Esta senda es una maravilla y con bastante sombra.





Pasamos por debajo de las paredes que utilizan los escaladores para sus prácticas.





 En estos tramos finales de la senda se atraviesa por un terreno arenoso y sin más llegamos a los coches dando por terminada esta ruta.
Como ya vaticinaba, hemos tenido unas muy buenas vistas y la ruta ha sido variada y entretenida. El recorrido es sencillo y sin complicaciones en ningún momento y las sendas están limpias y muy agradables de caminar. Si a ello le sumamos que nos ha hecho un día excepcional y que no hemos oído ni un solo tiro, pues todo redondo.




Un saludo a todos y hasta la próxima.
Podéis descargar el track de la ruta pulsando aquí: PABLOONCE
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

He puesto un filtro anti-spam. Los comentarios primero me los manda el blog a mi correo para aprobación y después se publican. Si cuando le dais a "enviar" aparece un mensaje arriba de la página, es que todo está ok. Vuestro mensaje aparecerá en breve.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons.